El Castillo de Benifallim, se encuentra situado sobre una cresta rocosa con un dominio visual muy amplio. Está considerado, no sin dudas, obra de época cristiana. Consta de dos cuerpos, la torre de planta cuadrangular y el patio rectangular delimitado por la muralla.