Los musulmanes construyeron en el siglo X esta extraordinaria fortaleza, situado a 284 m. sobre el nivel del mar y ocupando una superficie aproximada de 25.500 metros cuadrados. Ramón Muntaner (1265-1336), caballero y escritor catalán, en su "Crónica" se refirió metafóricamente al Castillo de Onda y a su recinto amurallado como "de las 300 Torres".