El Castillo de Montesa fue la sede de la Orden de Montesa, y está situado en la cumbre del montículo que domina la villa de Montesa (Valencia). En su interior se encontraba el Real Convento de la Orden de Santa María de Montesa y San Jorge de Alfama, edificio del siglo X-XIV, estilo medieval, con dos partes bien diferenciadas en el castillo, la militar y la monástica. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1926.